El desnudo en el arte: El desnudo masculino en Ingres y su escuela

Después de haber comentado los desnudos femeninos en la obra de Jean-Auguste Dominique Ingres, me parece de obligado cumplimiento hacer un repaso por sus desnudos masculinos a los que también se dedicó. Lo de “obligado” guarda relación con el hecho de que me parecen mucho menos importantes que los femeninos. Ingres creó un lenguaje propio en la representación del cuerpo de la mujer pero, tratándose del hombre los resultados fueron en mi opinión, demasiado academicistas, demasiado subordinados al dibujo. De hecho, gran parte de esta obra se realizó en Roma cuando Ingres era un pensionado de la academia de Francia.

En el desnudo en Malasaña se aprecia muy bien esa curiosa desproporción del cuerpo que afecta a la altura de la cintura y que ya había comentado en sus desnudos femeninos. Por lo demás, dibujo muy marcado, volúmenes escultóricos, iluminación, acordes completamente con la norma neoclásica. Sin embargo debemos reconocer en ellos una gran personalidad en el tratamiento del rostro,especialmente en el primer caso, muy poco idealizado.

Desnudo en Malasaña (Le madrilegne moderne nude) Jean Auguste Dominique Ingres

Desnudo en Malasaña (Le madrilegne moderne nude) Jean Auguste Dominique Ingres

 

 

 

Estudio de varón desnudo - Ingres

Estudio de varón desnudo – Ingres

En esta otra se muestra claramente la “pose” de los modelos del estudio (Veremos imágenes similares en las fotografía del siglo XIX).

 

Desnudo masculino - Ingres

Desnudo masculino – Ingres

Posiblemente la obra más conocida entre los desnudos masculinos del autor es “Edipo y la Esfinge”, de la que se conocen tres versiones muy parecidas. Les muestro la versión del Louvre, datada en 1808 en plena etapa romana del pintor. La historia es muy conocida. Edipo logra vencer a la Esfinge que retaba a los paseantes con tres “enigmas” y devoraba a todos aquellos que no supiesen las respuestas correctas. En la parte inferior izquierda del cuadro observamos el pié de un cadáver que surge de la gruta. El toque moralizante, el recurso a la antigüedad clásica y sus mitos, la imagen idealizada de Edipo, junto con los efectos ya comentados de dibujo, volumen e iluminación, todo acorde con las normas de la Academia que regían el movimiento neoclásico. De hecho se trató de un ejercicio de ésta que, posteriormente el autor amplió, añadiendo la figura del hombre espantado del fondo.

Edipo y la Esfinge - Ingres

Edipo y la Esfinge – Ingres

Con todo, y pese a su frialdad, la obra “funciona”. La composición fuertemente centrada en el personaje masculino que centra también la iluminación destacándolo como único elemento importante de la escena, frente a una Esfinge que se entreve en la oscuridad y que prácticamente sólo muestra a la luz el seno femenino. El cuerpo de Edipo se destaca fuertemente sobre un fondo casi negro y la frialdad del color es compensada por la túnica roja que lleva al hombro.

Los principales discípulos de Ingres fueron  Guerin y, especialmente, Hippolite Flandrin. Del primero sólo les muestro su obra “Morfeo” que  considero que podría considerarse como el ejemplo más exagerado de arte neoclásico. Sólo la iluminación da un cierto encanto al edulcorado motivo.

Morfeo - Iris Guerin

Morfeo –  Guerin

La obra de Flandrin me parece mucho más interesante. Muestra la fuerte influencia de su maestro y de la Academia, pero consigue algunas obras con verdadera personalidad. Por ejemplo en su obra

Pastor joven sentado - Flandri

Pastor joven sentado – Flandrin

“Pastor joven sentado” o en “Priamo observa el movimiento de los griegos”. Esta obra comparte algunos elementos con su pintura más conocida “Desnudo masculino sentado frente al mar”.

Príamo observando el movimiento de los griegos - Flandrin

Príamo observando el movimiento de los griegos – Flandrin

Esta última obra muestra a un adolescente desnudo retraído en si mismo y aislado del mundo exterior. La figura masculina como único elemento, centrada y con una estructura circular parece alejarla de cualquier espacio que no sea el interior. El mar en calma no parece perturbar y sólo se aprecia una cierta tensión en la posición del pié apoyado sólo parcialmente en la roca.

Desnudo masculino sentado al borde del mar - Flandrin

Desnudo masculino sentado al borde del mar – Flandrin

Acerca de marmteo

Profesor universitario de Química Orgánica. Muy aficionado al arte, a la fotografía,a la música clásica y a la literatura. Nudista desde hace muchos, muchos años
Esta entrada fue publicada en Arte, Desnudo, Desnudo en el arte, Pintura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El desnudo en el arte: El desnudo masculino en Ingres y su escuela

  1. Pingback: El desnudo en el arte: Jules-Élie Delaunay | migueldesnudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s